2006_12_20_chica_50

Quemando vidrio


Luego de algunas revisiones sobre el boceto original, he aquí la versión color, vía Corel Painter IX. El entintado final fue hecho mediante birome digital calcando sobre el boceto realizado en birome tradicional. Un tema que daría como para escribir un ensayo serio sobre la extensión de los medios artísticos hacia la virtualidad, si no estuviera tan interesado en solamente seguir pintando.

Algunos rasgos en el rostro de la chica son nuevos para mí, y han salido de una provechosa visita a la galería que Randy Kintz tiene en deviantART. Personalmente, creo que todo artista tiene algo que definitivamente puede modificar nuestra manera de ver el mundo, siempre y cuando estemos dispuestos a tomarnos un tiempo y reinterpretarlo a nuestro modo. Por lo menos a mí me ha ayudado a aprender nuevas habilidades y mejorar las que ya tenía.

eliza_640

Mi primer encargo internacional


OK, ahora que mi amiga online (y sí, prefiero decirle “amiga” antes que “contacto”. Suena menos frío y comercial) Eliza Sibley recibió su regalo de cumpleaños (la ilustración que están viendo) creo que ya es hora de publicar una versión en baja resolución.

Eliza Sibley es estudiante en alguna escuela secundaria perdida en el pueblo de West Enfield, estado de Maine, Estados Unidos. Son sus características una natural inclinación hacia las cosas bellas como el canto y el arte tradicional, y una marcada animadversión hacia disciplinas exactas como la matemática (aunque, claro, siempre depende de quién esté dictando la materia). Su madre, a quien conocí en MySpace, ha querido regalarle una ilustración hecha por mí, que mostrara a su hija Eliza en plan animé. Luego de haber recibido algunas fotos de Eliza y trabajado la ilustración en Photoshop durante aproximadamente 7 días, estoy satisfecho con el resultado. Aunque, sí… podría haber hecho la cabeza un poco más grande para que armonizara mejor con el resto del cuerpo. No sé en qué estaba pensando… O:-)

Me ha agradado la forma en que trabajan los chinos de la casa de fotografía a la hora de transferir ilustraciones desde soporte digital a medios reales (esta ilustración fue impresa en papel fotográfico tamaño carta, alta resolución, acabado mate). Lo que no me ha gustado nada es la manera en que opera el Correo Argentino con los envíos internacionales. En la oficina que el Correo Argentino tiene en mi barrio me preguntaron qué estaba enviando y a dónde (lo cual es lógico para calcular la tarifa), y cuando les contesté que se trataba de una ilustración, me hicieron una pregunta rarísima:

- ¿Un dibujo hecho y pintado a mano?

Me tomaron de sorpresa. Aún asombrado, expliqué que se trataba de un dibujo escaneado y pintado en una computadora y transferido a papel fotográfico. Lo cual generó una situación aún más rara.

- Entonces es “obra de arte”, y debe gestionarse documentación adicional.

- ¿Cómo? – pregunto yo, entre asombrado y ya engranando.

- Sí, un señor hizo un garabato con birome en una carta que le mandaba a su hijo y se lo consideraron “obra de arte” – me contestan.

Amenazaba con convertirse en un proceso kafkiano, así que decidí cortarlo al toque. Expliqué que había alguna distancia entre mi ilustración y una “obra de arte”, pero nada. Me dijeron que ellos podían despachar el paquete, pero que corría el riesgo de que fuera retenido en el Centro de Despachos Internacionales del Correo Argentino hasta que lo abrieran, para verificar si era o no una obra de arte, y que ellos preferían que yo hiciera el despacho desde ahí.

- Y la persona que va a verificar lo que envío, ¿qué facultades tiene para determinar si mi trabajo es una obra de arte o no? – pregunté yo.

- ¡Es un despachante de aduana! - contesta una empleada que había parado la oreja desde el puesto de al lado, a quien nadie había invitado a participar en la charla y que sin embargo creyó oportuno poner de manifiesto las cualidades de omnisapiencia de los despachantes de aduana, que todos sabemos que no existen.

Bue, en fin, la cosa es que al día siguiente me voy hasta Retiro al Centro de Despachos Internacionales del Correo Argentino, donde me dicen que consulte en sector aduana con la despachante, cuya presencia sólo se ponía de manifiesto por su cartera colgada y el paquete de facturas a medio consumir. Pasan 5 minutos y nada. Pasan 10 minutos y menos que nada. A los 15 minutos me llama un empleado desde otro mostrador, que decide darme una mano con el despacho. En 2 minutos o menos me encontraba con el paquete despachado. Aunque pensé por un momento en pedir el libro de quejas para dejar asentada la ausencia de la despachante (convengamos que esperar 15 minutos en esa oficina no es nada agradable, no sólo porque parece no estar diseñada para usuarios, sino porque ese día hacía un calorrrrrrrr), consideré que la buena disposición de su colega valía más, así que le agradecí y me volví a casa. A la salida, una gorda de pelo revuelto, guardapolvo blanco y anteojos con correas larguísimas charlaba alegremente con una amiga…


Correo Argentino permite el seguimiento de los envíos internacionales por internet a través de un código que se le otorga a la pieza en el momento del despacho. Lamentablemente sólo permite el rastreo hasta el momento en que sale del país. Calculo que con otro tipo de servicio se puede extender el rastreo hasta la entrega final en el país de destino. Mmmh, misterios del correo…

2006_10_28_trompo

El trompo


Y sí, después de 4 meses de tener esta ilustración sobre el tablero finalmente me decidí a terminarla. Adobe Photoshop 7 y una técnica rápida y sucia de cel shading: un nivel de sombra, otro nivel de brillo y algún que otro efecto enmascarado por ahí.

Habría estado bueno agregar unos buenos haces de sombra volumétrica proyectados por la mano que la criatura tiene en alto, pero qué se le va a hacer: me la quería sacar de encima pronto y la verdad no le tuve mucha paciencia.

No sé por qué me atraen tanto las luces que flotan en el aire.

2006_10_25_id_05

Hidrocefalia color ;-)


Ahora sí, la versión color del autorretrato, onda surrealista, pintado en Corel Painter IX a lo largo de varios días. Todavía me estoy preguntando si agregarle o no un aura brillante a las gotas.

Pintar es una experiencia atrapante, increíblemente enriquecedora, extremadamente frustrante y definitivamente agotadora.

Se parece a todo lo que me ha pasado en la vida. :-)

2006_10_01_frutas.0

Zapallitos en fuga


Bien, luego de mucho tiempo de inactividad artística me he decidido a relanzar mi blog. Esta vez con la idea de que funcione como registro de mis actividades, pero onda informal. En la oportunidad anterior, la excesiva formalidad a la que apuntaba terminó quitándome todas las ganas de bloguear, así que ahí va de nuevo, pero distinto.

La razón de este relanzamiento es que por fin pude volver a ponerle las manos encima al Corel Painter IX, y gracias a un par de tutorials pude colorear un viejo boceto que me parecía simpático. Ni me pregunten qué vegetales son porque no sé. 4 horas de tranquilidad y un set nuevo de Hernán Cattáneo puesto en repetición infinita hacen maravillas.

Los tutorials son propiedad de Daisuke Tsutsumi y Katie Lee De Sousa. Consulten estos links, sus obras han sido una fuente de inspiración para mí.

Cualquier comentario, crítica o duda es bienvenido.

Character design and animation